Tag Archive | Quintana

La Audiencia avala que una bola policial dejó tuerta a Quintana

El tribunal de Barcelona rechaza la tesis de los Mossos de que fue otro proyectil

Los magistrados niegan la petición de la defensa de que se hagan más pruebas

J. G. ALBALAT / BARCELONA

 

La Audiencia avala que una bola policial dejó tuerta a Quintana

FERRAN SENDRA Ester Quintana, en abril del 2014, en el lugar donde resultó herida.

PROCESO JUDICIAL POR LA MUTILACIÓN DE UNA CIUDADANA

La Audiencia de Barcelona ha avalado la conclusión a la que llegó el juez instructor: Ester Quintana resultó mutilada de un ojo por una pelota de goma disparada por un mosso tras una manifestación de la huelga general del 14 de noviembre del 2012. Y rechaza que la herida fuera ocasionada por un proyectil viscolástico como han planteado últimamente las abogadas de los dos agentes imputados, un subinspector y un escopetero. El tribunal ha desestimado la práctica de las diligencias solicitadas por las defensas, al considerar que son innecesarias, reiterativas y «carecen de relevancia».

El tribunal ha desestimado la práctica de las diligencias solicitadas por las defensas, al considerar que son innecesarias, reiterativas y «carecen de relevancia».

El proceso judicial abierto por las lesiones sufridas por Quintana entra en su recta final, aunque, como es habitual en la Administración de Justicia, los últimos trámites pueden durar meses y no es posible saber cuando se celebrará el juicio. La desestimación de las pruebas reclamadas por las defensas confirma que la investigación ya está concluida. La fiscalía y la acusación particular, que representa a Quintana, deberán presentar sus escritos de calificación. Después, le tocará el turno a las defensas. Y, por último, se fijará la fecha del juicio.

La Audiencia de Barcelona ha allanado ahora el camino. El tribunal ha rechazado “de plano” la hipótesis de que la investigación se haya realizado de una forma “unidireccional” como sostiene la defensa. Esta afirma que el juez solo planteó la posibilidad de que la herida fuera causada por una pelota de goma.

Los magistrados aclaran que sí que se investigó la hipótesis de que el proyectil que impactó en el ojo de Quintana fuera viscolástico, con la consiguiente implicación de otros agentes no imputados. Y esta posibilidad se descartó, recuerdan. Califican de “abundante, extensa, minuciosa y plural” las investigación practicada por el juez instructor del caso. Y finalmente recuerda que “sólo quedará fijada la verdad material tras la celebración del juicio y la práctica de las pruebas en ese acto”, como resulta obvio.

DIFERENTES DICTÁMENES

“La tesis del proyectil foam [viscolástico] fue analizada en el primer momento, fue valorada y, precisamente, fue descartada, entre otras, por las propias declaraciones” de los mossos que componían las dotaciones que intervinieron ese día en el paseo de Gràcia, señala la Audiencia en su auto. El tribunal resalta que la teoría de que fue una la pelota de goma la que hirió a Quintana está refrendada por los “múltiples” informes periciales de tipo médico y también balísticos. El escopetero imputado, en cambio, solo admitió en su declaración que disparó salvas y no pelotas.

Los magistrados detallan que de las declaraciones practicadas, no solo de los funcionarios policiales, sino también de testigos, se desprende que no hay “ningún indicio” para afirmar que ese día un miembro de las tres furgonetas que componía el convoy policial “disparó un proyectil de foam desde una lanzadora, pues solo consta que se diera la orden de disparar salvas o pelotas, [aunque] fuera al suelo”. Es decir, únicamente se utilizó una escopeta de pelotas de goma (también lanzan salvas) y no una de proyectiles foam, que es otro modelo.

El tribunal insiste que los informes médicos aportados en la causa señalan la compatibilidad de las lesiones sufridas por Quintana con el impacto de una pelota de goma disparada a distancia y no por un proyectil foam. Las heridas hubieran sido entonces muy diferentes.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/audiencia-barcelona-avala-bola-policial-dejo-tuerta-quintana-4384580

La Generalitat se prepara por si debe indemnizar a Ester Quintana

El ‘conseller’ de Interior indica que hay fondos consignados para poder pagar

La Audiencia de BCN tiene pendiente decidir si el juez hará o no nuevas pruebas

J. G. ALBALAT / BARCELONA

Después de tres años de inmovilismo y negaciones constantes, algo se está moviendo en el caso de Ester Quintana, la joven que sufrió la mutilación de un ojo supuestamente a causa de una pelota de goma lanzada por los Mossos d’Esquadra durante una manifestación en el paseo de Gràcia en la huelga general del 14 de noviembre del 2012.

Hace unos días la abogada de uno de los agentes imputados admitió por primera vez que las lesiones fueron producidas por un proyectil policial. Y ayer, el conseller de Interior, Jordi Jané, afirmó que la Generalitat cuenta con una «consignación de responsabilidad económica por los daños que se puedan derivar», aunque precisó que «esto no es reconocimiento de culpa, pero sí buena voluntad por si se tuviera que hacer frente a una indemnización».

Fuentes de Interior precisaron ayer por la tarde que existe un fondo de contingencias que depende de la Conselleria d’Economia para pagar responsabilidades civiles y que si los jueces determinan que Quintana fue lesionada por los Mossos se desembolsará lo que sea necesario (un hecho obvio, pues tiene obligación de hacerlo). Por lo tanto, se descarta, por ahora, la posibilidad de una indemnización administrativa.

El conseller de Interior, Jordi Jané, afirmó que la Generalitat cuenta con una «consignación de responsabilidad económica por los daños que se puedan derivar», aunque precisó que «esto no es reconocimiento de culpa, pero sí buena voluntad por si se tuviera que hacer frente a una indemnización».

LAS PRUEBAS

En una entrevista en TV-3, el conseller de Interior aseguró que el Govern e Interior están colaborando en la investigación (el juez la ha declarado finalizada) a través de la División de Asuntos Internos de los Mossos: «Hay una investigación en curso que está aportando nuevos datos y nuevas versiones que pueden ser objeto de prueba». En este sentido, añadió: «Si evoluciona diferente la versión de los hechos, si surgiesen nuevas pruebas que demostraran que el caso Quintana tiene una autoría diferente a la que se pensaba inicialmente no esconderemos la cabeza bajo el ala».

En sintonía con la nueva estrategia de la defensa de los dos agentes imputados (un subinspector y un escopetero), el resposnable de Interior se mostró partidario de que se practiquen nuevas pruebas «para aclarar los hechos, que no quede ninguna prueba sin practicar».

Respecto a esto, es la Audiencia de Barcelona quien tiene la pelota en su tejado. Las abogadas de los mossos imputados, Olga Tubau y Lidia Lajara, solicitaron al juez instructor nuevas diligencias, pero este las rechazó porque, a su entender, no eran necesarias, pues la investigación fue «extensa e intensa».

Las letradas no se conformaron con esta explicación y elevaron su petición a la Audiencia de Barcelona, que está pendiente de resolver si se deben o no hacer las nuevas pruebas, entre ellas la elaboración de un informe sobre los proyectiles que pueden disparar algunas escopetas, un plano del lugar donde ocurrió el suceso y una pericial sobre las lesiones que sufrió Quintana.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Jordi Jané, entrevista als matins de TV3. A partir del minuto 10:40 apróx. El conseller també ha avançat que la Generalitat consignarà uns diners per si cal indemnitzar Esther Quintana i que la voluntat d’Interior és aclarir els fets, que encara es troben en fase d’instrucció als jutjats. Jané confia que hi haurà un judici a començaments de l’any que ve.

http://www.ccma.cat/video/embed/5540214

Jordi Jané: “Si sorgeixen noves proves que l’autoria dels fets en el cas Quintana ha canviat, no amagarem el cap sota l’ala”

El jutge tanca la investigació del cas Ester Quintana i envia dos antiavalots a la banqueta dels acusats

El jutjat d’instrucció 11 de Barcelona, per primer cop, rebel·la la identitat dels dos agents acusats de mutilar la veïna de la Verneda. Es tracta del sotsinspector Eduardo Casas Pascual i l’escopeter Llorenç Benjumea Blanco

El jutjat d'instrucció 11 de Barcelona ha dictat la interlocutòria “de conclusió del sumari” del cas Ester Quintana, a la imatge. Robert Bonet

El jutjat d’instrucció 11 de Barcelona ha dictat la interlocutòria “de conclusió del sumari” del cas Ester Quintana, a la imatge. Robert Bonet

 

El jutjat d’instrucció 11 de Barcelona ha dictat la interlocutòria “de conclusió del sumari” del cas Ester Quintana. El jutge González Maillo, amb aquest escrit, considera finalitzada la investigació del cas i apunta a un sotsinspector i a un escopeter com a autors del tret de bala de goma que la nit del 14 de novembre de 2012 va provocar la pèrdua d’un ull de la veïna del barri de la Verneda de Barcelona.

En la interlocutòria, per primer cop, es fa constar les identitats dels dos policies: Eduardo Casas Pascual (sots-inspector amb número de placa 3772) i Llorenç Benjumea Blanco (escopeter amb número de placa 14211). Se’ls acusa d’un delicte de lesions, que la fiscal considera que van ser imprudents i que l’acusació particular assegura que van ser intencionals. La diferència entre ambdós supòsits és molt gran, ja que les penes associades passarien d’un màxim de tres anys de presó a un màxim de dotze anys de presó, en demostrar-se que van actuar intencionadament.

Tant la Fiscalia com l’advocada d’Ester Quintana, però, coincideixen que la lesió va comportar la pèrdua d’un òrgan principal.

Satisfacció de l’advocada Laia Serra

“Ha estat una instrucció on s’ha pogut treballar amb profunditat. S’ha confirmat la nostra tesi, la Generalitat no ha posat damunt la taula cap prova que apuntés a una autoria alternativa”, explica l’advocada Laia Serra, que juntament amb la lletrada Carla Vall, duen la defensa d’Ester Quintana des de fa dos anys i mig.

“Estem molt satisfetes que aquest cas sigui el primer de bala de goma a l’Estat espanyol que arriba a judici. L’Ester Quintana va dir que volia ser l’última víctima i, a més, serà la primera que aconsegueix portar els policies a la banqueta dels acusats”, conclou Serra, que alhora denuncia que la Generalitat “només ha aportat proves quan ha estat requerida pel jutjat a instàncies de l’acusació particular, cap voluntat d’aportar res per iniciativa pròpia”.

“Estem molt satisfetes que aquest cas sigui el primer de bala de goma a l’Estat espanyol que arriba a judici”, afirma l’advocada d’Ester Quintana, Laia Serra

Puig, Espadaler i Prat

Cal recordar que Felip Puig va negar des d’un primer moment la participació dels Mossos en les ferides de Quintana –i es va veure obligat a rectificar en tres ocasions per l’aparició d’imatges que el contradeien– i que el conseller Ramon Espadaler, avui en dia, encara segueix defensant la innocència dels dos antiavalots imputats. Manel Prat, que ocupava la plaça de Director General de la Policia el 14 de novembre de 2012, va presentar la seva dimissió el 27 de maig de 2014, poc després que és coneguessin detalls de la investigació del cas Quintana que el van posar contra les cordes. Quan va abandonar Interior va ser contractat com a cap de comunicació i màrqueting de la cadena de supermercats Bon Preu, dirigida per Joan Font, membre del Consell Assessor de la Transició Nacional i amic personal de Ramon Espadaler.

El Documental que ha revolucionado la ciudad

Tras el objetivo (político)

Los directores de ‘Ciutat Morta’ reivindican la parcialidad e insisten en que el documental es una campaña para reabrir el caso

Se conocieron en la plaza de Catalunya en el 15-M

HELENA LÓPEZ / BARCELONA / EL PERIÓDICO

Su preestreno no pudo ser menos discreto. No en vano su objetivo era llamar la atención de los barceloneses; que el mensaje trascendiera. Fue el 8 de junio del 2013, en un abandonado Palau del Cinema de la Via Laietana, previamente okupado para la ocasión y rebautizado como Cinema Patricia Heras. Pese al desobediente y exitoso estreno -lograron llenar las 800 butacas de la vieja sala-, no ha sido hasta un año y medio más tarde cuando el trabajo de investigación de Xavier Artigas y Xapo Ortega, directores de Ciutat Morta, ha conseguido un impacto masivo en la ciudadanía, después de su peleada emisión el sábado pasado en el Canal 33.

“Llevábamos años de negociaciones con TV-3. En el 2012, durante la realización, intentamos que fuera una coproducción; y nos habían dicho cuatro veces que no; pero después de pasar por los festivales, logramos un compromiso de que se emitiera. Pero nos iban dando largas; nos decían que era un tema muy incómodo, que esperáramos a que pasaran las elecciones… Ya habíamos tirado la toalla”, expone Ortega. Pero, cuando ya daban por hecho que el documental no asomaría en las -en ese momento no podían imaginar cuántas- casas catalanas, recibieron la llamada del diputado de la CUP David Fernàndez, amigo de los directores, pidiéndoles información para formular una pregunta en la comisión de control de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals. La pregunta desencalló la negociación, ya que la dirección de la cadena negó que existiera dicho diálogo y los directores amagaron con difundir los correos que demostraban su existencia , lo que forzó un compromiso ya en firme: la emisión en la tele pública a finales de enero.

Sobre la repercusión que ha tenido la emisión del largometraje, Ortega insiste en que el objetivo de Ciutat Morta “no es que se hable del documental, sino que se reabra el caso”. “Que se haga justicia”, añade Ortega, quien, respondiendo a las críticas sobre la abierta parcialidad del documental, subraya que se trata de “una campaña política”. “Hacer un producto artístico formaba parte de la estrategia, para que se exhibiera en festivales”, prosigue el director, convencido de que existen pruebas suficientes para reabrir el caso en el punto en el que quedó en el 2008. “Entonces, además, no había la condena por mentiras y torturas a los dos policías cuya declaración fue clave”, apunta el codirector (en la frenética jornada de ayer los dos activistas (este es un trabajo sobre todo de activismo) se repartieron la atención a los medios).

Quintana y Benítez

Lo artístico del documental no fue lo único planteado en términos de estrategia en la campaña política para que se reabra el bautizado como caso 4-F, campaña que nació al calor de las plazas del 15-M. Sus directores se conocieron en la de Catalunya, y el 15-M fue, a ojos de Ortega, “un revulsivo” porque “el sistema se puso en cuestión”. “Y casos como los de Ester Quintana y Juan Andrés Benítez también han ayudado a que la gente ponga en duda la versión policial”, añade. Fue también parte de la estrategia la presión en las redes sociales para la emisión del documental -en el último año se había emitido íntegro (con los cinco minutos ahora censurados por el juez) en multitud de ateneos y casales- y la campaña de promoción viral low cost, que logró que la audiencia de un documental de dos horas un sábado por la noche en un canal minoritario logrará un share histórico.

“Casos como los de Quintana y  Benítez también han ayudado a que la gente ponga en duda la versión policial”

Artigas y Ortega trabajan ahora en otra campaña política para explicar la historia de Idrisa Diallo, joven subsahariano fallecido la noche de Reyes del 2012 en el CIE de Barcelona. “Queremos girar la cámara, acompañarle hasta el país donde nació”, concluye Ortega. Buscan financiación para el proyecto, que pretenden más profesional -no mejor, sino remunerado-, aunque igual de militante.

Noticias relacionadas

Xavier Artigas (izquierda) y Xapo Ortega, junto a la imagen pixelada de Patricia Heras.

METROMUSTER Xavier Artigas (izquierda) y Xapo Ortega, junto a la imagen pixelada de Patricia Heras.

 

El Documental que ha revolucionat la ciutat

Rere l’objectiu (polític)

Els directors de ‘Ciutat morta’ reivindiquen la parcialitat i insisteixen que el documental és una campanya per reobrir el cas

Es van conèixer a la plaça de Catalunya en el 15-M

HELENA LÓPEZ / BARCELONA

La seva preestrena no hauria pogut ser menys discreta. No en va el seu objectiu era cridar l’atenció dels barcelonins; que el missatge transcendís. Va ser el 8 de juny del 2013, en un abandonat Palau del Cinema de la Via Laietana, prèviament okupat per a l’ocasió i rebatejat com a Cinema Patricia Heras. A pesar de la desobedient i exitosa estrena

-van aconseguir omplir les 800 butaques de la vella sala-, no ha estat fins a un any i mig més tard quan el treball d’investigació de Xavier Artigas i Xapo Ortega, directors de Ciutat morta, ha aconseguit un impacte massiu en la ciutadania, després de la seva lluitada emissió dissabte passat a El 33.

«Feia anys que estàvem de negociacions amb TV-3. El 2012, durant la realització, vam intentar que fos una coproducció, i ens havien dit quatre vegades que no; però després de passar pels festivals, vam aconseguir un compromís que s’emetés. Però ens anaven fent passar amb raons; ens deien que era un tema molt incòmode, que esperéssim que passessin les eleccions… Ja havíem tirat la tovallola», exposa Ortega. Però, quan ja donaven per fet que el documental no entraria a les -en aquell moment no podien imaginar quantes- cases catalanes, van rebre la trucada del diputat de la CUP David Fernàndez, amic dels directors, demanant-los informació per formular una pregunta en la comissió de control de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals. La pregunta va desencallar la negociació, ja que la direcció de la cadena va negar que existís cap diàleg i aleshores els directors van amenaçar de difondre els correus que demostraven la seva existència , cosa que va forçar un compromís ja en ferm: l’emissió a la televisio pública a finals del mes de gener.

Sobre la repercussió que ha tingut l’emissió del llargmetratge, Ortega insisteix que l’objectiu de Ciutat morta «no és que es parli del documental, sinó que es reobri el cas». «Que es faci justícia», afegeix Ortega, que, responent a les crítiques sobre l’oberta parcialitat del documental, subratlla que es tracta «d’una campanya política». «Fer un producte artístic formava part de l’estratègia, perquè s’exhibís en festivals», prossegueix el director, convençut que hi ha proves suficients per reobrir el cas en el punt en què va quedar el 2008. «Llavors, a més, no hi havia la condemna per mentides i tortures als dos policies la declaració dels quals va ser clau», apunta el codirector -en la frenètica jornada d’ahir els dos activistes (aquest és un treball sobretot d’activisme) es van repartir l’atenció als mitjans-.

Quintana i Benítez

El caràcter artístic del documental no va ser l’únic plantejat en termes d’estratègia en la «campanya política» perquè es reobri el batejat com a cas 4-F, campanya que va néixer a l’empara de les places del 15-M. Els seus directors es van conèixer a la de Catalunya, i el 15-M va ser, a ulls d’Ortega, «un revulsiu» perquè «el sistema es va posar en qüestió». «Casos com els d’Ester Quintana i Juan Andrés Benítez també han ajudat que la gent posi en dubte la versió policial», afegeix. També va ser part de l’estratègia la pressió a les xarxes socials per a l’emissió del documental -en l’últim any s’havia emès íntegre (amb els cinc minuts ara censurats pel jutge) en multitud d’ateneus i casals- i la campanya de promoció viral low cost, que va aconseguir que l’audiència d’un documental de dues hores un dissabte a la nit en un canal minoritari aconseguís un share històric.

«Casos com els de Quintana i Benítez també han ajudat que la gent posi en dubte la versió policial»

Artigas i Ortega treballen ara en una altra «campanya política» per explicar la història d’Idrisa Diallo, jove subsaharià mort la nit de Reis del 2012 al CIE de Barcelona. «Volem girar la càmera, acompanyar-lo fins al país on va néixer», explica Ortega. Busquen finançament per al projecte, que pretenen més professional -no millor, sinó remunerat-, encara que igual de militant.

Notícies relacionades

Ester Quintana: “Quiero ser la última víctima de una bala de goma”

La mujer que perdió un ojo el 14-N pide en el Parlament la prohibición de las pelotas de goma

– EL PAÍS
Ester Quintana en la comisión de Interior. / MASSIMILIANO MINOCRI

Ester Quintana en la comisión de Interior. / MASSIMILIANO MINOCRI

“¿Dónde están las responsabilidades?”, preguntó Ester Quintana, en referencia al castigo para quienes la dejaron sin su ojo izquierdo, que lleva tapado con un parche. La mujer, de 42 años, lanzó la pregunta a los diputados del Parlament que forman parte de la comisión que evalúa el modelo de orden público catalán. Su caso precisamente forzó que se crease la citada comisión. Quintana perdió el ojo en la huelga general del 14-N. Hasta ahora, no se sabe a ciencia cierta quién la hirió, pero ella y el forense que la ha examinado sostiene que lo hizo una pelota de goma lanzada por los antidisturbios de los Mossos.

“Todos hacemos servir los ojos para mirar nuestro entorno, mirar la calle, leer el diario, el móvil, pisar el suelo. Cerca del 80% de la información nos llega por los ojos. La mirada es el reflejo del alma. Yo ya no puedo ver como vosotros, ni vosotros me veis como antes. Estoy condicionada, he perdido un ojo”, inició su intervención Quintana.

Desde que resultó herida, lleva ocho meses de baja, tiempo en el que está a cargo de su padre, de 87 años, que cobra una pensión.

“No se lo deseo a nadie”, agregó.

Quintana insistió en que el día en el que resultó herida, los Mossos se saltaron los protocolos.

“Lo que me ha pasado a mí le puede pasar a cualquiera, a tu hijo, a tu madre, a tu pareja. Por si alguien aún lo duda, cuando me estalló el ojo, no había ningún altercado, ni desorden público, ni masa de gente a la que controlar. Solo quería llegar a casa”, relató.

“Quiero ser la última víctima de una bala de goma”, pidió. Y por ello, defendió su prohibición.

Serena, Ester Quintana relató este jueves por primera vez ante el Parlament cómo está siendo su vida desde su lesión. “No solo comporta la pérdida del ojo, tengo afectaciones en la nariz, en la boca, y paralizados los músculos del lado izquierdo. Hace ocho meses que no puedo comer por ese lado de la cara [el izquierdo] y no podré respirar nunca más por ese tabique nasal”, relató.La mujer describió su punto de vista y sus sensaciones, y criticó duramente a Interior, al que acusó de no haber investigado lo sucedido. “¿Dónde están los informes? Quiero verlos”, pidió. “La Generalitat ha gestionado con mucha deficiencia lo que me ocurrió. El departamento no se interesó por mi estado de salud, ni por saber lo que me pasó. Ni siquiera días después, cuando se hizo público en la rueda de prensa. Solo se preocuparon en limpiar su imagen”, arremetió. Y lamentó que el exconsejero de Interior Felip Puig jamás la llamase: “Solo una persona de prensa, me preguntó por lo ocurrido y me dejó su teléfono”.

Con el actual responsable del departamento, Ramon Espadaler, sí se ha reunido. “Me dijo que lo sentía mucho”, contó la mujer. Pero matizó que se lo dijo a nivel personal, no como consejero de Interior, porque ambos se conocían de una etapa anterior, cuando Quintana regentaba un bar cerca del Parlament, al que había acudido Espadaler. “No estoy en contra de los Mossos, creo que hacen un trabajo muy importante, de protegernos y de hacer cumplir las leyes”, aclaró la mujer, que focalizó su crítica en los antidisturbios.

“No estoy en contra de los Mossos, creo que hacen un trabajo muy importante, de protegernos y de hacer cumplir las leyes”

“¿Cómo es que me paso esto? En cualquier país democrático habría dimisiones y responsabilidades ineludibles”, siguió en su crítica.

A pesar de todo, Quintana aseguró que está recibiendo tratamiento psicológico y que se está intentando sobreponer. También agradeció el apoyo de la ciudadanía y de los medios.

El diputado de CiU, Lluís Guinó, reiteró las disculpas en nombre de su grupo a la mujer, y se comprometió a buscar métodos de “reparación” para las víctimas de las pelotas de goma, aunque no explicitó a qué se refería. “Me siento solidario y cercano a lo que le ocurrió”, le dijo Guinó.

Quintana compareció en nombre de la asociación Ojo con tu ojo. De Stop Bales de Goma, intervino Nicola Tanno, que también perdió un ojo fruto, presuntamente, de un pelotazo. Quitándose las gafas, y señalándose la prótesis que lleva en el ojo,

Tanno preguntó a los diputados: “Esto también es violencia. ¿O no?” “Habrá personas que tendrán daños para toda la vida. ¿Para ustedes es un problema que los responsables de esos daños no estén identificados?”, añadió, dirigiéndose al diputado del PP Pere Calbó. “Primero quitemos las pelotas, luego pensemos qué se debe poner en su lugar. Hay una jerarquía de derechos”, pidió Tanno.

El diputado de ICV-EUiA Jaume Bosch señaló además que hay “consenso social” para la prohibición de las pelotas.

También compareció Begoña Casado, de la Coordinadora Catalana per a la Prevenció de la Tortura, y el que fuese durante años el secretario de Seguridad Pública de Interior Joan Delort. El caso de Ester Quintana sacudió el modelo de policía antidisturbios. Desde entonces, Interior ha colocado un número visible para que se pueda identificar a estos los agentes. También supuso la destitución del que era su máximo responsable, Sergi Pla. Un juzgado investiga lo que le ocurrió a Quintana durante la huelga general del 14-N y por ahora hay dos mossos imputados.

 

ENLACES RELACIONADOS