Tag Archive | bala de goma

El mosso que mutiló a Ester Quintana sigue impune cuatro años después

ANIVERSARIO DE UN ABUSO POLICIAL

El Parlament ha instado al Govern a continuar investigando para aclarar la grave lesión causada el 14-N del 2012

La Audiencia absolvió a los dos agentes acusados aduciendo la imposibilidad de identificar al policía que disparó

 

El mosso que mutiló a Ester Quintana sigue impune cuatro años después

JOSEP GARCIA / Ester Quintana, saliendo de la Audiencia de Barcelona tras declarar en el juicio, en abril del 2016.

 EL PERIODICO

Este lunes hace cuatro años. El 14 de noviembre del 2012, durante una huelga general, Ester Quintana recibió el impacto de un proyectil lanzado por antidisturbios de los Mossos d’Esquadra que le reventó un ojo. La Conselleria d’Interior, entonces en manos de Felip Puig, dio hasta cuatro versiones contradictorias sobre lo ocurrido. El juicio se celebró en el 2016 en la Audiencia de Barcelona. El tribunal absolvió al subinspector y al escopetero acusados aduciendo la imposibilidad de determinar qué policía disparó y qué munición utilizó: una pelota de goma o un proyectil viscolástico.

Quintana no recurrió la sentencia. La fiscalía, que reclamaba dos años de prisión e inhabilitación para cada uno de los dos imputados, tampoco lo hizo. El Parlament acordó la semana pasada, a propuesta de la CUP, una moción respaldada por JxSí para instar al Gobierno catalán a seguir investigando. El policía que disparó y dejó tuerta a la mujer sigue impune.

En la primera versión ofrecida por Interior se negó que la mutilación de la mujer, que volvía a su casa paseando por el paseo de Gràcia cuando ya no había disturbios, guardara ninguna relación con la policía catalana. Porque no había unidades en este punto a esa hora, dijo Interior. Después de que varias grabaciones demostraran que sí estaban allí, se admitió esto último, pero se reiteró que ningún agente disparó. En la tercera versión, forzada por la aparición de nuevas imágenes, la ‘conselleria’ reconoció que sí había allí antidisturbios y que efectivamente hubo algún disparo. En la cuarta, Afirmó que el disparo se había producido además hacia donde se encontraba Quintana.

Entre estas cuatro versiones fue destituido Sergi Pla, comisario a cargo de la Brigada Mòvil (antidisturbios) de los Mossos, porque ocultó un informe al ‘conseller’ Puig sobre la distribución de sus unidades el día de la agresión. Puig cambió de ‘conselleria’ y el director general de la policía, Manel Prat, presentó su dimisión a los pocos meses. En una entrevista a EL PERIÓDICO, Prat había dicho: “Si se encuentra una prueba que demuestre que a Quintana le hirió una pelota de goma, dimitiré”.

CAMBIO DE ESTRATEGIA

En septiembre del 2015, Quintana fue indemnizada por la aseguradora de la Generalitat con 260.391 euros. Solo unos meses antes, en julio, se había producido un cambio de estrategia de la defensa de los mossos acusados, tras años de negarlo todo. La abogada Olga Tubau, que representaba al subinspector investigado, dijo en una vista judicial sobre el caso: “Las lesiones fueron producidas por el impacto de un objeto que salió de un arma policial”, aunque no precisó ni la munición ni qué policía disparó.

El comisario jefe de los Mossos, Josep Lluís Trapero, llegó a pedir disculpas porque nadie dudaba ya de que Quintana perdió el ojo por una acción policial gratuita e injustificable, pero aseguró que no había forma de averiguar qué agente disparó.

Con estas premisas, el juicio se celebró en abril del 2016. La sentencia fue rápida. El tribunal absolvió a los dos agentes acusados. La resolución dejaba constancia de que la mujer fue herida por el impacto de un proyectil de los Mossos, pero que no se podía saber de qué tipo era ni qué agente lo disparó.

La resolución dejaba constancia de que la mujer fue herida por el impacto de un proyectil de los Mossos, pero que no se podía saber de qué tipo era ni qué agente lo disparó.

TRABAS A LA INVESTIGACIÓN

Los jueces recriminaron a la Conselleria d’Interior que hubiera negado primero «de forma contundente» el lanzamiento de un proyectil policial en la zona del paseo de Gràcia donde Quintana resultó herida, postura que «condicionó desde un primer momento, perjudicándola, la investigación».

Los magistrados sostuvieron que, «posiblemente, si la investigación de los hechos se hubiera iniciado dando por buena (aunque fuera de manera provisional) la versión que de los mismos daba la víctima, la misma hubiera podido dar unos resultados más fructíferos y se habría obtenido una mayor información sobre lo realmente acontecido».

Los magistrados sostuvieron que, «posiblemente, si la investigación de los hechos se hubiera iniciado dando por buena la versión que de los mismos daba la víctima, la misma hubiera podido dar unos resultados más fructíferos y se habría obtenido una mayor información sobre lo realmente acontecido».

También reprocharon a Interior que los GPS que llevan las furgonetas policiales no habían podido «cumplir su función primordial», que no es otra que la localización de los vehículos en cada momento.

EL PROYECTIL

El tribunal subrayó que «lo más probable es que las lesiones sufridas por Quintana fueran consecuencia de un impacto recibido en el ojo por una pelota de goma, pero lo cierto es que no podemos excluir que también pudiera ser debida al impacto de un proyectil de foam [viscolástico]”. Los jueces argumentaron que, para dictar una sentencia condenatoria, les «corresponde realizar un juicio de certeza y no de probabilidad». Por todo ello añadieron: «Tenemos que concluir que no ha quedado acreditado que las lesiones fueran causadas, necesariamente, por una pelota de goma». Tampoco pudieron determinar qué agente apretó el gatillo.

A pesar de ello, relata la sentencia, un mosso, que «no ha podido ser identificado», incumpliendo los protocolos por los que se rige la actuación de la brigada antidisturbios, disparó un proyectil «en dirección a un grupo de personas que estaban huyendo del lugar y que iba corriendo hacia la calle Casp, donde estaba Quintana, que recibió un impactó en el ojo izquierdo. La mujer sufrió el estallido del globo ocular, con la consiguiente pérdida de visión.

Relata la sentencia, un mosso, que «no ha podido ser identificado», incumpliendo los protocolos por los que se rige la actuación de la brigada antidisturbios, disparó un proyectil en dirección a donde estaba Quintana, que recibió un impactó en el ojo izquierdo.

Anuncios

El juez atribuye a una acción de los Mossos otra mutilación ocular

INVESTIGACIÓN JUDICIAL EN MARCHA

Apunta a Interior como responsable civil por la lesión de Nicola Tanno en el 2010

La Generalitat debe preparar 200.000 euros como fianza ante la futura sentencia

 

V. VARGAS LLAMAS / J. G. ALBALAT / BARCELONA

Como una exhalación impactó el proyectil que mutiló a Nicola Tanno en su ojo derecho en julio del 2010, durante la celebración de la victoria española en el Mundial de fútbol. Velocidad de vértigo que se ralentizó radicalmente en los cinco años de tortuosa peregrinación que sufre este joven italiano para identificar a los mossos que dispararon la pelota de goma que le marcó de por vida.

Ayer, Tanno tuvo conocimiento de un paso que calificó de «fundamental» para esclarecer los hechos, toda vez que el juez considera a la Generalitat «responsable civil subsidiaria» de la hipotética indemnización que le corresponda, al considerar irrefutable que las lesiones que sufre son «consecuencia de la acción policial durante los disturbios» de la victoria mundialista. El auto fija en 200.000 euros la cantidad «prudencial» para avalar el pago de lesiones y daños infligidos a Tanno, según lo que establezca la futura sentencia, y que correrían a cargo de Interior y de la aseguradora Zurich.

La decisión judicial llega tras la reapertura del caso, en dos ocasiones, por parte de la Audiencia de Barcelona y no obliga a abonar de inmediato la suma a los dos agentes imputados ni a la Generalitat, al considerarlo precipitado en plena fase de instrucción. El juez recuerda que aún no se ha podido determinar si esos mossos participaron en los hechos. No obstante, atiende a la petición de la defensa de Tanno sobre la indemnización y los intereses contraídos durante los cinco años transcurridos desde el suceso .
Y refrenda la versión de la acusación de que se considera probado la presencia de mossos d’esquadra en el lugar y momento de los hechos, así como que «el origen de las lesiones» de la víctima se deben al impacto de proyectiles policiales.

INTERIOR SE ENROCA

«La decisión del juez es de gran importancia en el proceso para conocer la verdad porque atribuye la responsabilidad final a la Generalitat, el organismo que se ha negado a colaborar en las investigaciones durante estos cinco años de forma reiterada», explica el demandante, portavoz de la asociación Stop balas de goma. Tanno recuerda que Interior «siempre negó la versión» de las víctimas y que achacaba a episodios de «violencia urbana» los daños causados a los denunciantes cuando se le ha requerido, como en el caso de la comisión parlamentaria de estudio del uso de estos proyectiles.

El joven italiano denuncia la actitud de la Generalitat incluso después de que «decenas de testigos» confirmaran ante el juez la versión del denunciante. Y recuerda que la hipotética indemnización «no es un privilegio, sino un derecho» por el «daño tan grande» que le causaron y que en buena medida no se va a poder resarcir. De ahí que aún albergue esperanzas de un gesto por parte de las autoridades, más allá de la compensación económica. «Espero disculpas de la Conselleria d’Interior, del cuerpo policial y de los mossos implicados», explica.
Este último extremo es el que pone más en tela de juicio, puesto que se muestra más que escéptico con la posibilidad real de que se pueda identificar a los autores materiales de la agresión. «Estoy convencido de que en la Generalitat hay personas que conocen los nombres de los responsables de mi agresión, y de las de otras víctimas como Jordi Naval, Oscar Alpuente o Jordi Guillot, entre otros; pero nadie desde Interior colabora para conocer a los culpables». Él sí da nombres. Y apunta a los antiguos consellers de Interior Felip Puig y Ramon Espadaler y al actual, Jordi Jané, como máximos responsables de que no se haga justicia. «Solo nos reunimos una vez con Puig, pero no se han disculpado ni han cooperado con la investigación».

APOYO SOCIAL

Tanno vive su lucha con «plena serenidad», pero deja salir su «rabia» para recordar todos estos antecedentes que no le permiten despejar las dudas. Y agudiza su malestar al refutar con contundencia las palabras de Jané en las que aseguraba que ya se había reunido con los abogados de las víctimas. «¡Es mentira! Nos encantaría, pero no ha pasado. Hasta ahora solo hay buenas palabras», espeta. Por eso insiste que ahora, más que nunca, «la pelota está en el tejado de la Generalitat». «Debe decidir si quiere enfrentarse a nosotros o hacer realidad por fin las palabras de Jané», añade.

Ante los rumores de que la decisión judicial facilite un acuerdo para la indemnización como el que obtuvo recientemente Ester Quintana, vuelve a tirar de prudencia y se limita a reconocer que la repercusión mediática de este caso ha contribuido a recabar un «gran apoyo social» y a «sensibilizar» a la opinión pública, por lo que se muestra muy agradecido. Para evitar esta y cualquier especulación, Tanno apela a la responsabilidad de Interior «para conocer toda la verdad». «Pasar el resto de mi vida sin saber quiénes fueron los responsables de que perdiera mi ojo –explica– sería una carga demasiado grande para mí».

El jutge tanca la investigació del cas Quintana i envia a judici dos mossos

Ester Quintana va perdre un ull suposadament per l’impacte d’una pilota de goma

El titular del jutjat d’instrucció 11 de Barcelona ha tancat la investigació del cas Ester Quintana, la dona que va perdre un ull suposadament per l’impacte d’una pilota de goma durant la manifestació de la vaga general del 14 de novembre de 2012.

El jutge envia a judici els dos agents dels Mossos d’Esquadra imputats, el subinspector que estava al càrrec de la unitat que formava la furgoneta Dragó 40 i l’escopeter del mateix equip, que és l’encarregat de disparar les pilotes de goma, tot i que els dos mossos han negat sempre que disparessin pilotes. En la interlocutòria feta pública aquest divendres, la Generalitat de Catalunya també resulta processada com a responsable civil subsidiària.

D’aquesta manera, ha desestimat el recurs presentat pels mossos imputats per demanar més diligències. Ara queda pendent un altre recurs d’apel·lació contra aquesta decisió, però això no impedeix que es tanqui la investigació. De fet, la interlocutòria assegura que la instrucció del cas ha sigut “extensa i intensa” i ja s’han practicat totes les diligències que es consideraven necessàries i és per això que conclou el sumari.

Tancament instrucció del “Cas Quintana”, anirem a Judici!!!

ESTER QUINTANA

Avui, 13 de març del 2015 i després de 2 anys i 4 mesos del 14N, ens han notificat que la fase d’Instrucció s’ha tancat.

Serà el primer Cas per Bala de Goma que anirà a Judici, per tant ens trobarem a l’Audiència de Barcelona, amb un agent escopeter i un Sotsinspector dels Mossos d’Esquadra què seran jutjats i també amb la Generalitat com a responsable civil.

 1413457531_369277_1413499974_noticia_normal

Estic contenta, la veritat s’obre camí després d’anys de lluita!!!

 

LA NOTICIA:

Tancada la instrucció del cas d’Ester Quintana . BTV.CAT

El jutge tanca la investigació del cas Quintana i envia a judici dos mossos – Ester Quintana va perdre un ull suposadament per l’impacte d’una pilota de goma – ARA.CAT

Juzgarán a dos mossos al concluirse que Quintana perdió el ojo por una pelota de goma – EUROPA PRESS

Dos Mossos irán a juicio por las lesiones de Ester Quintana – LA VANGUARDIA

Juzgarán a dos mossos al concluirse que Ester Quintana perdió el ojo por una pelota de goma – EL ECONOMISTA

 

NOTA: Alguns mitjans diuen que hi haurà un jurat popular, no és cert.

Ester Quintana: “Quiero ser la última víctima de una bala de goma”

La mujer que perdió un ojo el 14-N pide en el Parlament la prohibición de las pelotas de goma

– EL PAÍS
Ester Quintana en la comisión de Interior. / MASSIMILIANO MINOCRI

Ester Quintana en la comisión de Interior. / MASSIMILIANO MINOCRI

“¿Dónde están las responsabilidades?”, preguntó Ester Quintana, en referencia al castigo para quienes la dejaron sin su ojo izquierdo, que lleva tapado con un parche. La mujer, de 42 años, lanzó la pregunta a los diputados del Parlament que forman parte de la comisión que evalúa el modelo de orden público catalán. Su caso precisamente forzó que se crease la citada comisión. Quintana perdió el ojo en la huelga general del 14-N. Hasta ahora, no se sabe a ciencia cierta quién la hirió, pero ella y el forense que la ha examinado sostiene que lo hizo una pelota de goma lanzada por los antidisturbios de los Mossos.

“Todos hacemos servir los ojos para mirar nuestro entorno, mirar la calle, leer el diario, el móvil, pisar el suelo. Cerca del 80% de la información nos llega por los ojos. La mirada es el reflejo del alma. Yo ya no puedo ver como vosotros, ni vosotros me veis como antes. Estoy condicionada, he perdido un ojo”, inició su intervención Quintana.

Desde que resultó herida, lleva ocho meses de baja, tiempo en el que está a cargo de su padre, de 87 años, que cobra una pensión.

“No se lo deseo a nadie”, agregó.

Quintana insistió en que el día en el que resultó herida, los Mossos se saltaron los protocolos.

“Lo que me ha pasado a mí le puede pasar a cualquiera, a tu hijo, a tu madre, a tu pareja. Por si alguien aún lo duda, cuando me estalló el ojo, no había ningún altercado, ni desorden público, ni masa de gente a la que controlar. Solo quería llegar a casa”, relató.

“Quiero ser la última víctima de una bala de goma”, pidió. Y por ello, defendió su prohibición.

Serena, Ester Quintana relató este jueves por primera vez ante el Parlament cómo está siendo su vida desde su lesión. “No solo comporta la pérdida del ojo, tengo afectaciones en la nariz, en la boca, y paralizados los músculos del lado izquierdo. Hace ocho meses que no puedo comer por ese lado de la cara [el izquierdo] y no podré respirar nunca más por ese tabique nasal”, relató.La mujer describió su punto de vista y sus sensaciones, y criticó duramente a Interior, al que acusó de no haber investigado lo sucedido. “¿Dónde están los informes? Quiero verlos”, pidió. “La Generalitat ha gestionado con mucha deficiencia lo que me ocurrió. El departamento no se interesó por mi estado de salud, ni por saber lo que me pasó. Ni siquiera días después, cuando se hizo público en la rueda de prensa. Solo se preocuparon en limpiar su imagen”, arremetió. Y lamentó que el exconsejero de Interior Felip Puig jamás la llamase: “Solo una persona de prensa, me preguntó por lo ocurrido y me dejó su teléfono”.

Con el actual responsable del departamento, Ramon Espadaler, sí se ha reunido. “Me dijo que lo sentía mucho”, contó la mujer. Pero matizó que se lo dijo a nivel personal, no como consejero de Interior, porque ambos se conocían de una etapa anterior, cuando Quintana regentaba un bar cerca del Parlament, al que había acudido Espadaler. “No estoy en contra de los Mossos, creo que hacen un trabajo muy importante, de protegernos y de hacer cumplir las leyes”, aclaró la mujer, que focalizó su crítica en los antidisturbios.

“No estoy en contra de los Mossos, creo que hacen un trabajo muy importante, de protegernos y de hacer cumplir las leyes”

“¿Cómo es que me paso esto? En cualquier país democrático habría dimisiones y responsabilidades ineludibles”, siguió en su crítica.

A pesar de todo, Quintana aseguró que está recibiendo tratamiento psicológico y que se está intentando sobreponer. También agradeció el apoyo de la ciudadanía y de los medios.

El diputado de CiU, Lluís Guinó, reiteró las disculpas en nombre de su grupo a la mujer, y se comprometió a buscar métodos de “reparación” para las víctimas de las pelotas de goma, aunque no explicitó a qué se refería. “Me siento solidario y cercano a lo que le ocurrió”, le dijo Guinó.

Quintana compareció en nombre de la asociación Ojo con tu ojo. De Stop Bales de Goma, intervino Nicola Tanno, que también perdió un ojo fruto, presuntamente, de un pelotazo. Quitándose las gafas, y señalándose la prótesis que lleva en el ojo,

Tanno preguntó a los diputados: “Esto también es violencia. ¿O no?” “Habrá personas que tendrán daños para toda la vida. ¿Para ustedes es un problema que los responsables de esos daños no estén identificados?”, añadió, dirigiéndose al diputado del PP Pere Calbó. “Primero quitemos las pelotas, luego pensemos qué se debe poner en su lugar. Hay una jerarquía de derechos”, pidió Tanno.

El diputado de ICV-EUiA Jaume Bosch señaló además que hay “consenso social” para la prohibición de las pelotas.

También compareció Begoña Casado, de la Coordinadora Catalana per a la Prevenció de la Tortura, y el que fuese durante años el secretario de Seguridad Pública de Interior Joan Delort. El caso de Ester Quintana sacudió el modelo de policía antidisturbios. Desde entonces, Interior ha colocado un número visible para que se pueda identificar a estos los agentes. También supuso la destitución del que era su máximo responsable, Sergi Pla. Un juzgado investiga lo que le ocurrió a Quintana durante la huelga general del 14-N y por ahora hay dos mossos imputados.

 

ENLACES RELACIONADOS