Testigos aseguran ante el juez que un policía apuntó “de forma directa” a Roger Español

Primeros testigos ante el juez que investiga el caso de Roger Español, el herido el 1-O por una bala de goma de la Policía Nacional. Cinco personas que auxiliaron al joven tras el disparo han avalado este martes la versión de Español. Según han informado fuentes judiciales, un periodista que estaba trabajando en el momento de los hechos ha asegurado que vio a un agente apuntar “de forma directa y recta” con su escopeta hacia la zona donde se encontraban, la acera de la calle Sardenya. Acto seguido, el disparo que habría herido a Español.

Las palabras de este testigo son importantes, pues apuntan a una intervención policial contraria a los protocolos que obligan a disparar las balas de goma primero contra el suelo, para mitigar así las consecuencias más graves para las personas. Español ha perdido la visión del ojo izquierdo a consecuencia del impacto. El periodista, que iba identificado como tal, ha destacado que Español estaba delante suyo en el momento del disparo. De no haber sido por Español, el herido habría sido él, ha añadido.

El periodista ha dicho que la distancia a la que se encontraban del grupo policías era de como máximo unos 15 metro. Ha añadido que no sólo atendio a Español por una bala de goma. Después del disparo que hirió al joven y trasladarlo a un portal, volvio a la acera de la calle Sardenya, de donde ha dicho que auxilió a otro herido por bala de goma, en este caso en la pierna.

Además del informador de La Directa, han comparecido ante el juez dos profesionales del sector audiovisual que ese día hacían vídeos, una vecina y un observador de la plataforma ‘Som Defensores’, que monitorizó el trabajo de la Policía el 1-O.

Los testigos, entre ellos un vecino que estaba en un balcón próximo al colegio Ramon Llull de Barcelona, donde empezaron las cargas,  han coincido en señalar que los agentes se estaban retirando de forma “ordenada” hacia las furgonetas ubicadas en la Gran Vía en el momento de los disparos, que les cogieron por sorpresa.

Ausencia del fiscal

Las declaraciones de este martes eran las de los primeros testigos del caso de Español, en el que por el momento no hay ningún agente imputado. De la sesión, además de las palabras de los testigos, ha destacado una ausencia: la del fiscal, que hace unos meses avaló las cargas policiales del 1-O en Barcelona porque los heridos sólo fueron el 0,037% de los votantes. El fiscal Juan Carlos Padín, de hecho, recriminó al Govern que convocara “de forma irresponsable” a los ciudadanos en concentraciones “tumultuarias” ante los locales de votación el 1-O, una tesis que no compartió el titular del juzgado de instrucción 7 de Barcelona.

El magistrado acordó investigar las cargas porque consideró que no era “ilegal ni ilícito que los ciudadanos, convocados por una administración autonómica, se dirigieran a los puntos de votación que se les indicó a realizar cualquier actividad que allí se hubiera programado, incluido depositar un papel sin valor legal en una urna”. El juez recibió más de 200 denuncias y ha abierto una veintena de piezas separadas, una por cada colegio donde hubo cargas.

Sí han comparecido las abogadas que ejercen la acusación particular de Español y la popular del Ayuntamiento de Barcelona, la letrada del centro Irídia Anaïs Franquesa y su colega Laia Serra. La ausencia del fiscal este martes suma una nueva queja a las acusaciones, que lamentan la poca proactividad del ministerio público para investigar la actuación policial del 1-O. En este sentido, cabe recordar que el fiscal no está obligado a acudir a las testificales y acceder a las mismas mediante la grabación de las declaraciones. No obstante, si no asiste no puede preguntar a los testigos…

Anuncios