Un documental reabre las heridas de la pesadilla policial en Barcelona

Su caso ha originado el primer juicio por uso de balas de goma en el estado español

PLAYGROUND Ignacio Pato

‘A tu què et sembla?’ acompaña la lucha de Ester Quintana, la mujer que perdió un ojo por un disparo de bala de goma de los Mossos d’Esquadra el 14 de noviembre de 2012

Ester Quintana

” Lluís, me han dado y creo que no tengo ojo. ¿Cómo lo tengo?”. La vida había cambiado para Ester Quintana cuando pronunciaba estas palabras en aquella manifestación por la huelga general del 14 de noviembre de 2012.

El impacto de una bala de goma en la cara le había hecho perder el ojo izquierdo.

Hoy se estrena en Barcelona, no lejos del lugar en el que todo sucedió, el documental A tu què et sembla? La pieza tiene la virtud de no detenerse en aquel fatídico momento, sino que recorre la intensa presión popular que ha desatado un caso que enfila la recta final hacia su juicio. El documental nace como trabajo autogestionado de alumnos de l’Escola de Mitjans Audiovisuals de Barcelona.

La versión oficial fue tajante. El entonces conseller de Interior del gobierno catalán, Felip Puig, negó días después que se hubiera disparado ningún proyectil entre Passeig de Gràcia y Gran Via, donde cayó Ester. De hecho, negó que hubiese habido cargas policiales y llegó a insinuar que su herida podía haber sido provocada por el lanzamiento de objetos por parte de alguno de los manifestantes de aquella huelga general.

Pero había un problema. Tal y como acabó demostrándose, esa no era la verdad.

Ester Quintana recuerda bien lo que sintió cuando escuchó aquellas palabras. “Fue un shock, sentí mucha indignación. Lo primero que hicieron antes de preguntarme a mí fue negar lo que me había pasado. Te sientes fatal, como si no fueras nadie, como si no le importaras a nadie”, nos cuenta por teléfono.

Su primera reacción fue publicar un estremecedor vídeo titulado ‘Perder un ojo’ en el que daba testimonio, junto a sus padres, de lo sucedido.

Días después, Puig tuvo que rectificar cuando el propio jefe de los Mossos, Manel Prat, reconoció que sí se habían efectuado disparos en la zona. Lo hacían forzados por la evidencia de un vídeo que mostraba la utilización de una lanzadera de proyectiles a menos de 100 metros de donde Ester fue golpeada, además de otro en el que diversos testigos contradecían la versión oficial.

En febrero de 2013, el juez de instrucción del caso recibía una prueba concluyente: en el informe pericial de los forenses que examinaron la herida de Ester se leía que su lesión estaba causada por “un objeto contundente lanzado a gran velocidad y que por sus características se adapta totalmente a la forma de la órbita del ojo” y que “las lesiones oculares producidas por las balas de goma se corresponden con las lesiones que presenta la Sra. Quintana y son compatibles con el relato de la víctima”.

Paralelamente al caso había nacido la plataforma Ojo con Tu Ojo, que también tiene voz en el documental. Nació con el propósito de que Ester fuera la última víctima de las balas de goma.

“Las lesiones oculares producidas por las balas de goma se corresponden con las lesiones que presenta la Sra. Quintana y son compatibles con el relato de la víctima”

Tras meses de actos que visibilizaban no solo el caso de Ester, el colectivo consiguió parcialmente su meta. Las balas de goma fueron prohibidas por el Parlament catalán en abril de 2014, aunque han sido sustituidas por otras no exentas de polémica.

Poco después, dimitía el jefe de los Mossos, Manel Prat, alegando “motivos personales”. Bajo su mandato se habían producido los violentos desalojos de Plaza Catalunya y Can Vies, el disparo a Ester Quintana o la paliza de los Mossos que causó la muerte a Juan Andrés Benítez.

El juez cerró el sumario del caso Ester Quintana desvelando nombres. El subinspector con número de placa 3772 Eduardo Casas y el escopetero Lorenzo Benjumea, de placa 14211, serán procesados, el primero como responsable jerárquico, y el segundo como autor material del disparo. El juicio comenzará entre finales de 2015 y principios de 2016.

La abogada de los Mossos acaba de reconocer por primera vez que el impacto procede de un arma policial

Ester se muestra más optimista desde que hace apenas dos meses el caso diese otro inesperado giro. La abogada del subinspector acusado ha reconocido por primera vez que el impacto sobre Ester procede de un arma policial. “Es la primera vez que desde su parte admiten que sí fueron ellos. Hasta ahora habían negado que ellos habían sido los responsables de lo que me había pasado. Mi pregunta entonces era ‘¿si ellos no han sido, quién ha sido?’”, dice Ester.

Su fuerza anímica, junto a la acción colectiva, ha sido su gran herramienta pacífica. “Si no fuera optimista no sé si me levantaría por la mañana. Yo no me voy a cansar: lo que me ha pasado es de por vida”, afirma.

De momento su búsqueda de la verdad ha dado los primeros frutos. Entre ellos el primer juicio originado por el uso de balas de goma en el estado español.

¿Quién vigila al vigilante?

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s